Presbicia / vista cansada

Sin duda, una de las principales características de nuestro sistema visual, cuando está sano, es su sorprendente capacidad para enfocar a diferentes distancias. Este mecanismo ocular dinámico es posible gracias a la acomodación. La presbicia o vista cansada es la condición ocular que describe la pérdida gradual de la acomodación con la edad. Es una condición inevitable que conlleva es la aparición de visión borrosa a distancias cercanas. Hay que tener en consideración que no es una anomalía de la visión o una patología, puesto que es común para todos los individuos, cuyo origen es el crecimiento fisiológico y normal del cristalino

La pérdida de la capacidad acomodativa que se produce con la edad da como resultado que el punto próximo de lectura se va alejando. Esta situación aparece normalmente entre los 40 y 45 años. Tal y como se ha comentado anteriormente, la presbicia no está considerada como una enfermedad, ya que afecta a todos los individuos y no se conoce, hoy en día, cómo prevenirla ni evitarla.

Tratamiento de la presbicia

En la actualidad hay diferentes opciones de tratamiento de la presbicia que podemos dividir en dos grandes grupos.


Tratamientos ópticos

Debido a que la presbicia es un proceso evolutivo, existen algunos tratamientos que podrían defi nirse como temporales. Es decir, corrigen parcialmente la pérdida visual de cerca.

Dentro de este grupo se incluyen el uso de lentes oftálmicas montadas en gafas, de lentes de contacto y de cirugía específica corneal. Dentro de este grupo se incluyen el uso de lentes oftálmicas montadas en gafas, de lentes de contacto.

El tratamiento tradicional de la presbicia ha sido el uso de lentes oftálmicas en sus diferentes variedades: lentes para visión de cerca, lentes bifocales o lentes multifocales o progresivas. Las lentes de visión de cerca permiten al paciente enfocar y tener buena visión de cerca, pero desenfocan las distancias lejanas e intermedias. Las lentes bifocales, permiten que el paciente enfoque tanto de lejos como de cerca, alternando la visión, bien para lejos por la parte superior, bien para cerca por la parte inferior. En el caso de las lentes progresivas se consigue una visión enfocada a cualquier distancia variando la línea de mirada de los ojos a través de la lente. La parte superior se utiliza para la visión de lejos y la parte inferior para visión de cerca, pasando por la zona entre ambas que se utiliza para la visión intermedia.

En el caso de las lentes de contacto, éstas pueden ser bifocales como progresivas para poder tener visión alternante (lejos o cerca) o simultánea (al mismo tiempo) de los objetos situados a diferentes distancias. Asimismo, existen casos en los que una posible solución es adaptar un ojo para visión lejana y el otro para visión cercana. Es lo que se conoce como "monovisión".

Tratamientos quirúrgicos

Cirugía LASER corneal

Se trata de un tratamiento similar al que se realiza para miopía, hipermetropía y astigmatismo. En este caso, se modifica la curvatura corneal con el fin de conseguir una variación de potencia de modo que el paciente pueda enfocar a diferentes distancias.

Cirugía de cristalino

La cirugía de cristalino consiste en la sustitución del cristalino envejecido o deteriorado por una lente intraocular del mismo modo que con la cirugía de catarata. En lugar de una lente monofocal, se puede implantar una lente multifocal

En función de sus necesidades visuales y la pérdida visual de su sistema ocular, será el oftalmólogo quien determine con usted, cual es el mejor momento para realizar la Cirugía de Cristalino con Lente Intraocular que le ayudará a mejorar la visión.

Una vez que usted y su médico deciden que se le va a realizar una Cirugía de Cristalino con Lente Intraocular Multifocal, su médico le realizará un estudio completo los ojos para determinar la potencia y el modelo adecuado de las lentes intraoculares que se le implantarán durante la cirugía.